Educacion

El Departamento de Educación está fuertemente involucrado con el Departamento de Familia, Colportaje, Jóvenes, Salud, Publicaciones, Evangelismo y Multimedia. Como una máquina bien aceitada, a través del trabajo del Espíritu Santo. Dios quiere que todos los componentes de su Iglesia trabajen juntos fluidamente “Para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo “. Efesios 4:12. 

Se encuentra liderado por la  Hermana Martha Cecilia Calderón B., Ingeniera Industrial egresada de la Universidad Industrial de Santander UIS con más de más de 30 años de experiencia trabajando con jóvenes, niños, familia siendo impulsadora del trabajo de la mujer dentro de la obra, de acuerdo a la voluntad de Dios.

MISION

Educar y formar discípulos que honren a Dios, en cada una de sus áreas personales, creando conciencia en la gran importancia que tiene la práctica de la reforma Pro salud, con proyección  al servicio social, a través de un trabajo armonioso de todos los departamentos con el fin de ganar almas para el reino de los cielos.  Además aplicar una educación continua y progresiva, aprovechando los escenarios sociales, para que pueda vivir cada familia de nuestra comunidad cristiana, una experiencia que la lleve a  tomar decisiones para la vida eterna. “Educad, educad, educad” es el lema… (Evangelismo 375.4, Deuteronomio 6:7-9).

VISION

  • Vemos a  cada uno de los estamentos de la obra, y ministerios y departamentos, trabajando  con un conocimiento claro de sus funciones y tareas a desarrollar para alcanzar  los logros planeados.
  • Vemos a los colegios de nuestra obra llevando adelante una educación en busca de la excelencia y “educando para la eternidad”.
  • Vemos un trabajo armonioso entre los diferentes departamentos del ministerio educativo como familia, música, Salud y niños, juntamente  con el ministerio evangelístico y sus correspondientes Departamentos,  para  llevar adelante la comisión evangélica dada por el Señor Jesús,  según la palabra de Dios.

“En la visión de Ezequiel, Dios tenía su mano debajo de las alas de los querubines. Esto enseña a sus siervos que el poder divino es lo que les da éxito…” {5TI 704.1}… se ve la mano de la sabiduría infinita entre las ruedas y un orden perfecto es el resultado de su obra. Cada rueda, dirigida por la mano de Dios, obra en perfecta armonía con toda otra rueda…Por lo tanto, que cada hombre ocupe su puesto de deber, para desempeñar su parte para este tiempo, y saber que Dios es su instructor. {3JT 407}

La cooperación y la unidad son indispensables para constituir un todo armonioso en el que cada obrero cumpla la orden que Dios le ha encomendado, se desempeñe correctamente en su posición y supla la deficiencia de otro. {Evangelismo 80.5}

En toda iglesia hay talentos, los cuales, con el trabajo adecuado, pueden desarrollarse a fin de convertirlos en gran ayuda para la obra. Lo que ahora se necesita para la edificación de nuestras iglesias es la excelente obra de los sabios obreros que puedan discernir y desarrollar talentos en la iglesia, talentos que puedan entrenarse para que el Maestro pueda usarlos. Debiera haber planes bien organizados para emplear obreros que vayan a todas las iglesias, grandes y pequeñas, para enseñar a los miembros a trabajar para la edificación de la iglesia y también por los incrédulos. Lo que se necesita es educación y formación. 9TI 95.3

Es esencial trabajar con orden, siguiendo un plan organizado, y un objetivo definido…que el instructor cuide que la obra que debe hacerse se realice en forma sistemática y con orden, de manera que se efectúe a su debido tiempo…”{Evangelismo 73.3}

pedid a todos los que están a la cabeza de los distintos departamentos que cooperen en la ejecución de estos planes. Si este método seguro y radical es adoptado de la debida manera y seguido con interés y buena voluntad, evitará que se haga mucho trabajo sin objetivo definido alguno, y mucha fricción inútil. Manuscrito 24, 1887. {Evangelismo 73.4

Abrir chat